Caminar por la ciudad – Montevideo walking city tour

                ¿Cómo se conoce una ciudad si no es recorriéndola? ¡A caminar se ha dicho! Se los conoce como Walking tour o recorridos a pie y la ciudad de Montevideo por su extensión y ubicacion de atracciones es ideal para esto.

Día 1 | Día 2 | Día 3

Luego de un desayuno muy abundante, el flan con dulce de leche casero estaba espectacular, emprendimos nuestra caminata por la rambla desde Pocitos hacia el este hasta el puerto del Buceo.  Caminar por la rambla no deja nunca de ser maravilloso. Fuimos hasta el cartel de Montevideo, el logo de la ciudad. Nos sacamos unas fotos y disfrutamos del paisaje. En el puerto del Buceo los yates y las pequeñas embarcaciones colorean aún más el paisaje.

DÍA 1 | Día 2 | DÍA 3

La Avenida 18 de Julio

Desde ahí colectivo hasta el centro de la ciudad. La Av. 18 de Julio la atraviesa y nos bajamos unas cuadras antes de la Plaza de la Independencia para recorrerla. La principal arteria de la ciudad es una mezcla de Av. Corrientes y Av. Rivadavia en Buenos Aires. Posee una gran cantidad de negocios, galerías de la década del 60, cines, teatros y bares. Sobre ella se encuentran la Biblioteca Nacional, la Universidad de la República y el Palacio Salvo, entre otros.

Plaza de la Independencia

La plaza de la Independencia, con el mausoleo del General Artigas en el centro, no se puede dejar de visitar. Cuenta con 33 palmeras que representan a los 33 orientales, héroes de la independencia uruguaya. Además es el punto en el que termina la ciudad nueva y comienza la ciudad vieja.

Ciudad Vieja y Peatonal Sarandí

Cruzamos la puerta de la ciudadela y a partir de allí  comenzamos el recorrido por la peatonal Sarandí. La zona no deja de ser pintoresca y se nota su lucha por sobrevivir al paso del tiempo y a los nuevos shoppings que tiene la ciudad.

Mercado del Puerto

Culminamos el recorrido en el Mercado del Puerto, que ahora es un lugar que alberga una gran variedad de restaurantes. Me recordó al Mercado de San Miguel en el centro de Madrid. Pudimos degustar la típica carne uruguaya y volvimos caminando nuevamente hacia el centro de la ciudad cuando ya empezaba a caer la tarde.

Vuelta al hotel

En el regreso descubrimos el Mercado de Artesanos a un costado de la Plaza Cagancha. Allí las artesanías tienen mejor confección que en otros lugares y los precios son razonables. Una uruguaya bondadosa, Cristina, se apiadó de nosotros al vernos luchar con el mapa buscando el colectivo que nos acercara al hotel, y nos llevó en su auto de vuelta al lugar donde nos alojábamos. La rambla iluminada al atardecer fue otra postal única.

Tags

No responses yet

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías
Busquemos en Booking
Booking.com
Mejorá tus fotos
fotografia
Suscribete
Pinterest
Pinterest
Instagram
A %d blogueros les gusta esto: