Campo

Turismo rural en Entre Ríos, Hocker muy cerquita de Colón

Decidimos hacer una escapada de turismo rural y termal por unos pocos días, y elegimos hacer un viaje a un pueblito en Entre Ríos. Allá por Noviembre de 2018, y hacernos un espacio para visitar el Almacén de Don Leandro en Colonia Hocker, a unos 12 kilómetros de Villa Elisa y 38 de Colón.

20181118_131016

¿Cómo encontrar un lugar turístico y rural en Entre Ríos? Encontramos Hocker!

El que busca siempre encuentra!

El lugar lo localizamos buscando una opción para hospedarnos en la zona, más precisamente la posada La Chozna, que estaba enfrente al Almacén. En la posada ya no recibían gente para dormir, pero dentro de la pesquisa, lo que nos llamó la atención fue la parrilla para almorzar. Cuando averiguamos por el restaurante nos confirmaron que lo tenían abierto, por lo que decidimos hacer una reserva e ir al domingo siguiente.

Campo Adentro

vacas

Por suerte el tiempo nos acompañó y pudimos disfrutar del camino de ripio que nos llevaba al lugar desde la entrada a Villa Elisa. Literalmente nos metimos campo adentro. Todo eran alambrados, tranqueras, algún molino lejano y vacas pastando. Un lagarto overo distraído cruzó por delante de nuestro auto. El olor a campo inundó nuestro trayecto. mientras muy de vez en cuando, algún auto nos cruzaba y su conductor nos saludaba amable, con esa cordialidad propia de la gente del interior.

20181118_150247

Finalmente llegamos a Colonia Hocker. Hocker o simplemente Oker, como lo pronuncian los lugareños, no es más que un puñado de casas distribuidas irregularmente en cinco o seis manzanas. Es un pueblo de 98 habitantes que resiste enhiesto el paso del tiempo y el olvido.

El almacén

Más o menos a dos cuadras de la entrada del pueblo está el Almacén. Adelante todavía funciona como comercio, pero ahora venden productos regionales como quesos de campo, embutidos y licores. Atrás, en un antiguo patio, funciona el restaurante con las mesas distribuidas bajo un techo de chapa y unas parras frescas.

20181118_132230

Cuando llegamos, las brasas encendidas nos auguraban un buen almuerzo. Y cuando la carne empezaba a salir de la parrilla, y el mismísimo don Leandro se acercaba a cada mesa a servir, un dúo de cantores regionales comenzó a amenizar el mediodía con unas hermosas canciones nuestras. Las zambas y chacareras, las vidalas y las cuecas, entre tantas, inundaron de color y música el almuerzo que estábamos teniendo. La comida generosa y sumamente deliciosa, como para repetir en otra oportunidad, deleitó nuestros paladares.

Entrada la tarde nos volvimos para Villa Elisa con la sensación de habernos metido campo bien adentro, y con la seguridad de no habernos equivocado al elegir la opción para almorzar ese domingo.

almacén en colonia Hocker

Recomendaciones:

  • Se tiene que hacer una reserva previa para ir al lugar. De no hacerlo, se corre el riesgo de llegar y no tener mesa para almorzar.
  • El camino a Hocker es de ripio. Si llueve demasiado, y no se cuenta con un auto preparado para transitar por caminos de tierra en mal estado por las lluvias, es preferible postergar la visita.
  • Sirven unas buenas ensaladas para aquellas personas que no comen carnes rojas.

Tags

No responses yet

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías
Busquemos en Booking
Booking.com
Mejorá tus fotos
fotografia
Suscribete
Pinterest
Pinterest
Instagram
A %d blogueros les gusta esto: